logo

Mariposa Monarca - Valle de Bravo

Visita la galería de mariposa monarca - Valle de Bravo de DM.

Introducción:
Existen no menos de 5 rutas diferentes para llegar del Nevado de Toluca a Valle de Bravo, he aquí mí preferida, una de las más variadas y técnicas y después de rodar por casi 12 años es sin duda mi rodada preferida.

Datos del destino:
Tipo de vegetación: bosque de coníferas y bosque mixto.
Clima: templado a frío según la época del año.
Recorrido total: 50 kilómetros
Tiempo estimado del recorrido: 6 a 8 horas.

Equipo y requerimientos:
Nivel intermedio en adelante.
Casco, guantes, bicicleta mtb y lentes en perfecto estado.
Rompe-vientos, mallas largas.
Botiquín de primeros auxilios.
Guía especializado

Temporada para hacer la rodada:
Todo el año, pero si te gusta mojarte y rodar dentro del bosque en todo su esplendor te recomiendo la temporada de lluvias.

Empezamos la rodada en el mapa de piedra a unos 3,100 msnm. Todo empieza en un ascenso en vereda bastante demandante dentro de bosque espeso y por unos 8 kilómetros ascendemos hasta los 3,650 msnm. A un lugar llamado las cruces, el cual es el punto de más altitud que se alcanza en la rodada.

De ahí en adelante y hasta la hermosa presa de Corral de piedras todo es mayormente descenso desde muy técnico, sinuoso e inclinado (bastante resbaloso en época de lluvias), hasta de terracería y de gran velocidad.

Antes de llegar a Corral de piedras, atraviesas un valle de inigualable belleza, con caballos salvajes (si, leíste bien caballos salvajes) que ya quisiera una reconocida marca de cigarrillos tenerlo en sus comerciales y una laguna en su centro, el valle es tan grande que no hay manera de sacarle una foto completa si no es con un gran angular. Y el cual este humilde servidor no encuentra las palabras para describir su belleza.

¡Tienes que estar ahí para comprenderlo!

Llegando a Corral de piedras la cual es una pequeña pero hermosa presa enclavada en medio del bosque, aprovechamos para recabar fuerzas, sacar algunas fotos e iniciar la segunda parte del recorrido.

Poco adelante nos encontramos con una laguna “seca” la cual solo en época de lluvias se llena a poca profundidad, y es la parte mas fría del recorrido ya que te pega el viento directamente y sin obstáculos naturales de por medio, en esa ocasión nos toco escuchar el croac de literalmente millones de ranas en su época de apareamiento, así mismo volviendo a mi época de infancia, me dije ¿y por que no?

Así que dicho esto me metí a rodar con todo y bicicleta y equipo dentro de la laguna, la cual es cristalina y muy limpia, llegando hasta el metro de profundidad
(No me metí mas por que no traía equipo de buceo)

Al parecer el agua me brindo a parte de gran diversión, un poco de tibieza en mis pies (por lo menos momentáneamente) ya que al parecer el agua estaba a mayor temperatura que el entorno.

Mas adelante encontramos un pequeño valle en el cual cruza un río por su parte media (el cual en época de lluvias se desborda y hace una laguna) y con una casita en la parte mas alta del valle la cual por sus características y su entorno la hemos bautizado “la casita Marlboro”

Siempre que paso por ese “vallecito”, me imagino la vida tan pacifica y tranquila que deben de “poseer” sus habitantes, sin duda alguna muy parecida a la vida de antes de la revolución industrial, y de como el ser humano para facilitarse la existencia ha desarrollado la tecnología, que finalmente no entiendo muy bien pero mas bien la complica.

Ya que en la humilde opinión de este servidor que piensa que cómo nos complicamos la vida para obtener objetos o aparatos que nos faciliten la vida misma pero algo perdemos en el camino, algo que al venir a estos lugares deseamos volver a recuperar.

Pasado este punto clima y vegetación cambian drásticamente, y empezamos a descender a Valle de Bravo poco a poco se empieza ver mas civilización a medida que nos acercamos al centro municipal, por empinadas y sinuosas bajadas empedradas, hasta llegar a los 1,800 msn. En el hermoso valle del Valle de Bravo.

Aprovechamos para comer unas ricas pizzas y emprender ya casi de noche el camino de regreso a nuestros hogares, donde nos espera una cama caliente (no sin antes mi esposa me bañe con todo y bicicleta en el patio a regaderazo limpio)

En fin así es la vida del ciclista siempre compartiendo 2 mundos muy diferentes, entre el asfalto y la tierra, entre las montañas y los edificios, siempre tratando de emparejarlos y de que ambos existan en armonía en un solo planeta.

También hacemos esta rodada en versión nocturna partiendo de Corral de Piedras.

Arma tu grupo de 8 o más aventureros y hacemos una salida especial a este destino para ustedes o intégrate a nuestras salidas programadas consultando nuestro calendario

Incluye seguro de viaje (chartis)

Te invitamos a nuestra siguiente aventura dando clic aquí

Suscribirte a nuestro boletín de actividades programadas dando clic aquí

Ver galería